Nueva York. Diario de viaje: día 6

Skyline NY desde DUMBO

Nos levantamos en el que será nuestro último día completo en la ciudad. En el planning habíamos reservado este día para ir a algún Outlet. En principio a Jersey Gardens. Sin embargo, a última hora cambiamos de opinión.

Brooklyn Bridge y DUMBO

Teníamos la espinita clavada de Brooklyn y el barrio DUMBO. Puesto que el día que pasamos por allí había tanta gente que no disfrutamos nada la visita. También nos había quedado pendiente ver el World Trade Center y el Memorial 11-S. Así que al final optamos por dejar el Outlet y hacer las visitas que nos habían quedado pendientes.

Nada más levantarnos y después de un buen desayuno nos vamos directos al metro y nos bajamos en la parada High Street en Brooklyn. Esta es la parada más cercana al DUMBO. Dedicamos toda la mañana a pasear por allí y a cruzar el puente en dirección Manhattan.

Pensamos que tal vez a primera hora de la mañana no iba a estar tan masificado y acertamos de lleno. Como podéis ver en las fotos, había gente. Pero nada comparado con el otro día (Diario de viaje: día 3). Con un poco de paciencia hasta pudimos sacar alguna foto en la que parecíamos estar solos.

Mucho más contentos por haber disfrutado, esta vez sí, del puente de Brooklyn. Nos vamos directos al World Trade Center bajándonos en la parada de metro del mismo nombre.

World Trade Center y Memorial 11-S

Si no conoces la historia, resulta complicado imaginarte el horror que se vivió allí. Ahora tan solo parece un lugar más de la ciudad. Con gente que va y viene sin parar, gente que ríe y hace sus compras.

Sin embargo, asomarse al tremendo agujero del monumento conmemorativo te recuerda la tragedia. Leer la cantidad de nombres de las personas fallecidas, tallados en los laterales de la fuente, resulta abrumador. Se nos pusieron los pelos de punta.

Justo debajo hay un museo, que recoge miles de objetos recogidos tras la catástrofe. Junto con testimonios de los supervivientes y material audiovisual. Nosotros decidimos no visitarlo. Pero si os interesa, el precio es de 26$ por adulto, 15$ niños entre 7 y 12 años y 20$ niños entre 13 y 17 años. También está incluido en el CityPass.

Algo que nos llamó mucho la atención porque desconocíamos su historia es el árbol de la foto que veis justo arriba. No es un árbol cualquiera, si no el único que sobrevivió al atentado. Tras el ataque, lo rescataron bajo los escombros y lo llevaron al jardín botánico, donde se recuperó con los cuidados de varios expertos. Una vez curado, lo replantaron junto al Memorial como símbolo de esperanza y supervivencia.

Hicimos una parada para comer en un Taco Bell de la zona. Y después dedicamos la tarde a visitar el cercano Centro Comercial Century 21 al que la habíamos echado el ojo unos días atrás.

La sección de complementos estaba bastante bien. Gorros, bufandas, guantes, calcetines, cinturones, carteras… todo de marca y a muy buen precio. Sin embargo la sección de ropa femenina me decepcionó bastante. Encontramos algunos Levi’s a 29$ pero eran los modelos menos vendidos y muy pocas tallas.

Ya prácticamente de noche, salimos con unas cuantas compras para regalar a familiares pero ni una sola prenda de ropa.

Encendido árbol Rockefeller Center

Nuestra siguiente parada del día era intentar asistir al famoso encendido del árbol en Rockefeller Center. Forman un verdadero espectáculo donde suelen actuar estrellas del calibre de Lady Gaga o Maria Carey. Y eso atrae a miles de personas.

Lo primero que hicimos fue ir al hotel a dejar las bolsas. Y deshacernos de cualquier tipo de mochilas y de la cámara réflex. Lo mejor es llevar únicamente el móvil, algo de dinero y el DNI o pasaporte.

Después cogimos el metro hasta la parada 47-50 St Rockefeller Center. Y allí empezó el caos. Desde esta parada de metro se puede acceder directamente al interior del edificio sin salir a la calle. Pero la entrada al edificio estaba restringida a excepción de la gente que llevaba unas entradas impresas (Desconocemos si esas entradas las puede sacar cualquier persona o son invitaciones privadas). Esto ocasionó un tapón en el que quedamos atrapados un buen rato hasta que conseguimos salir a la calle.

Pero ahí no acaba la cosa, las calles estaban blindadas y habían dispuesto vallas a modo de “carriles” donde podíamos circular los peatones. Estando prácticamente al lado del árbol, las vallas te obligaban a dar un rodeo de dos manzanas para llegar hasta él. Y lo peor es que una vez entrabas en este carril no te dejaban dar la vuelta si no que tenias que seguir circulando hasta el final.

Casi media hora más tarde llegamos al dichoso arbolito. Pero todavía faltaba una hora hasta el comienzo del espectáculo y nosotros del árbol solo alcanzábamos a ver dos ramas.

Con mucha tristeza decidimos que no nos apetecía aguantar una hora aplastados entre la marea de gente para ver solamente un pico del árbol. Así que decidimos irnos y volver al día siguiente para verlo ya con las luces encendidas.

Tras un paseo por las tiendas de la 5 avenida volvimos al hotel. Cenamos en un restaurante chino cercano y nos fuimos a la cama. Al día siguiente a las 23:00 salía nuestro vuelo a España…

Día anterior: Museo Intrepid y Top of The Rock

Próximo día: Último día en Nueva York

GASTOS DEL DÍA

Desayuno Dunkin Donuts: 8 $
Comida Taco Bell: 20 $
Cena Restaurante Chino : 31 $
Compras Century 21 : 100 $
TOTAL: 159 $. Unos 140 €

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba