Nueva York. Diario de viaje: día 2

Central Park

Central Park y Museo de Historia Natural

Continuando con nuestro diario de viaje, nos volvemos a despertar pronto en nuestro segundo día en Nueva York. Yo soy de las que opinan que los viajes son para exprimir el tiempo al máximo y no para descansar. Así que nos ponemos en marcha rápidamente. Bajamos a desayunar al Dunkin Donuts que hay debajo de nuestro hotel, y en el que a partir de ahora desayunaremos todos los días. En España no lo hemos probado, pero allí nos metíamos un buen desayuno por menos de 9$ los dos. Y los donuts están deliciosos.

Hoy toca visitar Central Park y el Museo de Historia Natural. Dos cosas que me hacen muchísima ilusión. Nos bajamos en la parada de metro Columbus Circle y enseguida empezamos a ver los árboles y las ardillas ¡Que emoción!. Ese día las temperaturas habían subido un poco (Había unos 2ºC a las 9 de la mañana) pero en Central Park hace más frío que en el resto de la ciudad al no estar tan protegido por los edificios. Nos ponemos gorro, bufanda y yo doble capa de guantes y empezamos nuestro paseo.

Hay varias formas para recorrer el parque: caminando, alquilando unas bicis, en carro de caballos y en bici-taxi (pedicab). Nosotros lo hicimos caminando, pero la verdad es que creo que la mejor manera de verlo sería en bici. Central Park es inmenso y es imposible verlo todo caminando. Nosotros vimos la mitad sur y ya estábamos cansadísimos. Así que otro día volvimos para ver lo que nos había faltado. Los bici-taxi son una especie de carritos para 2 o 3 personas movidos por un conductor pedaleando. Yo había leído por internet que costaban unos 45€ la hora pero al llegar allí vimos que algunos tenían tarifas de hasta 5$ el minuto ¡Una locura!.

Nueva York - Central Park
De izquierda a derecha: Wolkman Rink, Mirador, The Lake

Dimos un paseo por los miradores de rocas desde donde hay unas vistas muy chulas de los rascacielos. Vimos la pista de patinaje Wolkman Rink y seguimos caminando sin rumbo fijo, simplemente disfrutando del parque.

Pasamos por la famosa pradera Sheep Meadow, que suele llenarse de gente cuando hace buen tiempo. Pero cuando nosotros pasamos hacia un frío de narices y estaba cerrada. Y terminamos llegando hasta Bethesda Terrace, la que seguro que reconoceréis por algunas pelis o series como por ejemplo “Gossip Girl”.

Bethesda Terrace - New York
Bethesda Terrace

Estuvimos paseando unas 4 horas (con paradas para las fotos incluidas), y todavía no habíamos visto ni medio parque. Para que os hagáis una idea de lo grande que es…

Como ya era casi la hora de comer decidimos salir de Central Park por la parte Oeste donde se encuentra el Museo de Historia Natural. Justo detrás del museo hay un Shake Shack, que era uno de los lugares que teníamos apuntados para comer, así que allí fuimos. Es una cadena de hamburgueserías que aparecen en muchas listas como una de las mejores de Nueva York.

La verdad que había una cola tremenda y tuvimos que pasar auténticas aventuras para conseguir una mesa para poder comer. Pero las hamburguesas estaban riquísimas. Dos hamburguesas, dos patatas y dos bebidas nos salieron por unos 28$.

Hamburguesas Shake Shack
Hamburguesas Shake Shack

Ya con el estómago lleno fuimos al Museo de Historia Natural. El precio de las entradas al museo es de 23$ por adulto y 13$ los niños entre 2 y 12 años. Sin embargo, este precio es la entrada sugerida ¿Esto que significa? Pues que realmente tu puedes pagar lo que quieras. Simplemente tienes que decir en las taquillas cuanto quieres pagar por cada entrada y ellos no te pondrán ninguna pega. Eso si, tened en cuenta que para ver el planetario o la sala IMAX tienes que pagar el precio completo.

Creo que en nuestra visita al museo cometimos 2 errores. En primer lugar fuimos en Sábado, por lo que había muchísima gente. Intentad ir un día entre semana en la medida de lo posible. En segundo lugar, entramos a las 2 de la tarde cuando la hora de cierre en invierno es a las 5 de la tarde. 3 horas no son suficientes para ver este gigantesco museo así que tuvimos que dejar algunas salas sin visitar.

Fachada Museo de Historia Natural
Fachada del Museo de Historia Natural

Yo os recomiendo que cojáis un plano nada más entrar y visitéis primero las cosas que más os llaman la atención. Y después id recorriendo el resto con el tiempo que os sobre. Nosotros intentamos verlo todo y al final tuvimos que ver la parte de los dinosaurios, que era la que más nos apetecía, deprisa y corriendo porque se nos acababa el tiempo. Además tuvimos la mala suerte de encontrar cerrada por reformas la sala del Tiranosaurios Rex y los Velociraptores, una pena. Aunque si tuvimos la oportunidad de ver otros especímenes realmente impresionantes, como el Patagotitan Mayorum. Un alucinante bicho de más de 37 metros de longitud y unas 77 toneladas de peso.

A pesar de la gente y las prisas de última hora por verlo todo, la visita al museo nos encantó y la recomendamos totalmente. Sobretodo a los que viajáis con niños, seguro que les encantará.

Después de salir del museo nos acercamos a nuestro hotel a descansar un ratito, porque llevábamos fuera desde las 9 de la mañana sin parar de andar. Después salimos a cenar algo rápido por la zona y a descansar para el siguiente día, que iba a ser movidito: Misa Gospel y Partido de la NBA.

GASTOS DEL DÍA

Desayuno Dunkin Donuts: 9 $
Comida Shake Shack: 28 $
Entradas al Museo Historia Natural: 0 $ (Canjeadas a través del City Pass)
Cena: 18 $
TOTAL: 55 $. Unos 49 €

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba