Monasterio de Piedra en un día ¿Qué ver?¿Cómo llegar?

Cascada Monasterio de Piedra

En el municipio de Nuévalos (Zaragoza) se encuentra el Monasterio de Piedra. Está compuesto por un Parque Natural donde el agua y las cascadas son las completas protagonistas, y por el Monasterio Cisterciense del siglo XIII. Es una visita estupenda tanto para realizar una excursión de un día o pasar un fin de semana relajándonos en el Hotel con Spa del Monasterio. Y que encantará tanto a adultos como a los más pequeños.

Quédate con nosotros a descubrir los rincones más bonitos del parque y nuestras recomendaciones para que tu visita sea perfecta.

¿Cómo llegar?

Se puede llegar en coche desde la Autovía A-2. Si vienes en dirección Madrid-Barcelona hay que tomar la salida Km. 204 (Alhama de Aragón – Monasterio de Piedra) . Si vienes en la dirección Barcelona-Madrid toma la salida Km. 231 (Nuévalos – Monasterio de Piedra).

Nosotros hemos ido desde Madrid para pasar el día y hemos tardado unas 2 horas y media en llegar.

Entradas, precios y descuentos

Las entradas se pueden comprar en taquilla el mismo día de la llegada o llevarlas compradas por internet e impresas. Nosotros recomendamos esta segunda opción, ya que sale algo más económico y además te ahorras las colas en taquilla. Se compran desde esta web.

Precios

  • Adultos: 16€ en taquilla. 14,40€ online.
  • Niños (4-11 años): 11€ en taquilla. 9,90€ online.
  • Senior (+65 años): 11€ en taquilla. 9,90€ online.

Estas entradas incluyen el acceso al Parque Natural y al Monasterio. También incluye una exhibición de vuelo de aves rapaces y la visita guiada al Monasterio (aunque si lo prefieres también lo puedes ver por tu cuenta).

También es posible comprar las entradas sólo para visitar el Monasterio, pero en mi opinión no merece la pena. Ya que vais hasta allí, es imprescindible visitar el Parque.

¿Qué ver?

El Parque, Jardín Histórico del Monasterio de Piedra

Comenzamos nuestra visita haciendo el recorrido azul. El recorrido está muy bien señalizado, tan sólo hay que ir siguiendo los carteles con las flechas azules.

Prácticamente en la entrada nos encontramos la Cascada La Caprichosa. Una de las más impresionantes del parque.

Subimos unas escaleras hasta la parte superior de la cascada y desde ahí seguimos el transcurso del Río Piedra y todas sus caídas de agua.

En poco tiempo llegamos a la Cascada Iris. Desde allí se baja a la gruta del mismo nombre. La Gruta Iris fue para nosotros la parte más impresionante del parque. Comienzas bajando unas escaleras que te adentran cada vez más en la roca. Hasta que de repente se abre ante ti una gran cueva, justo por detrás de la gran cascada Cola de Caballo. El agua gotea incesantemente del techo de la gruta como si fuera lluvia y la cascada salpica con fuerza. Así que si no queréis mojaros mejor traed algo impermeable. A pesar de mojarnos, disfrutamos un montón haciendo fotos. Fijaos en el color del agua que se acumula en la cueva, impresionante.

A la salida de la Gruta Iris, el sendero nos llevará hasta unas piscinas de piscicultura, un bonito lago y una última cascada: La Cascada de los Chorreaderos. A partir de aquí, las flechas se convierten en rojas porque ya estamos siguiendo el camino hacia la salida del parque.

El recorrido nos ha llevado en total unas 4 horas aproximadamente, con paradas para fotos incluidas.

Monasterio de Piedra

Terminado el precioso recorrido del Parque, toca visitar el Monasterio. Pero antes, si os apetece, podéis asistir a la exhibición de vuelo de aves rapaces que hacen a determinados horarios. Cuando nosotros fuimos era a las 11:30, 13:00 y 16:30. Pero podéis consultar aquí los horarios.

Como os comentábamos antes, la visita guiada al Monasterio viene incluida en la entrada. Pero tendrás que esperar a los horarios marcados que suelen ser cada hora hasta las 17:00. A nosotros no nos venía bien esperar a la siguiente visita así que decidimos verlo por nuestra cuenta.

El edificio principal es un popurrí de diferentes estilos arquitectónicos como el gótico, barroco, múdejar y renacentista. Allí visitamos las diferentes dependencias donde hicieron vida los monjes durante más 600 años: Sala Capitular, Cillería o almacén, Cocina, Refectorio y Calefactorio. En cada espacio encontramos un pequeño cartel con una descripción de la sala y sus usos.

Dentro del Monasterio también encontramos el Museo del Vino D.O. Calatayud, perteneciente a la ruta del vino. O la pequeña e interesante exposición “Historia del Chocolate”.

Pero sin duda, una de las imágenes más reconocibles es la iglesia, que en la actualidad se encuentra en ruina como consecuencia de los años de abandono que sufrió en el siglo XIX tras la Desamortización.

Hotel & Spa Monasterio de Piedra

Si quieres redondear tu visita al Monasterio o convertirla en un fin de semana romántico de desconexión y relax, mi recomendación es que te alojes en el Hotel & Spa Monasterio de Piedra.

El hotel ha sido declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento. Ya que está construido directamente dentro de uno de los antiguos edificios del Monasterio.

Si no puedes alojarte en el hotel, también tienes la opción de comprar una entrada especial que incluye la visita al parque y al Monasterio junto con un circuito hidrotermal de 60-70 min.

Esperamos que os animéis a ir por que seguro que os encanta. ¡Buen viaje!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba