Menu
Costa Oeste / Diarios de viaje

Costa Oeste EEUU. Diario de viaje | Días 13 y 14: Fin del viaje

Yavapai Point - Gran Cañón

Nuestro gran viaje por la Costa Oeste de EEUU está llegando a su fin. Hoy por la mañana volveremos al Gran Cañón para ver las zonas que nos faltaron ayer y después pondremos rumbo de vuelta a Los Ángeles pasando por algunos de los pueblos más icónicos de la Ruta 66.

Si estás preparando tu viaje a la Costa Oeste de EEUU no te olvides de leer:
Cómo organizar tu viaje por libre a la Costa Oeste EEUU
Costa Oeste EEUU: Presupuesto para 15 días

Despedida del Gran Cañón

Nuestra primera parada del día es el Centro de Visitantes del Gran Cañón. Siempre es interesante ver los Centros de Visitantes de los Parques Nacionales, es como un pequeño museo con explicaciones de como se formó el Gran Cañón, la historia de su descubrimiento o la fauna que vive allí.

Después nos dirigimos a Mather Point. Dicen que es uno de los mejores lugares donde ver el amanecer, pero después de tantos días de viaje no fuimos capaces de levantarnos de la cama para verlo… Una vez en el mirador, recorrimos a pie el tramo de 1 km aproximadamente hasta Yavapai Point.

Nos vamos con un poco de pena pero muy contentos de haber podido conocer esta maravilla de la naturaleza, y con la sensación de haber cumplido uno de mis grandes sueños viajeros.

Ruta 66

De vuelta al coche, nos quedan unas 4 horas hasta llegar a Needles donde haremos noche antes de llegar a Los Ángeles. Podríamos acortar una hora por la autopista, pero la gracia de este tramo es recorrer la histórica Ruta 66.

El primer pueblo está a apenas una hora del Gran Cañón: Williams. Paramos a ver una antigua locomotora y en algunas tiendas de souvenirs. Id mentalizados a estas tiendas porque os aseguro que querréis comprar todo!

Entrada a Williams

El siguiente pueblo es Seligman, donde paramos a comer en el mítico Delgadillo’s Snow Cap. Una hamburguesería de lo más divertida y muy fotogénica. Para mi es un parada esencial de la ruta, y si os pilla a la hora de comer pues mejor. Justo al lado hay una tienda llamada Seligman Sundries donde compramos 4 matrículas usadas, una de cada Estado que hemos visitado en este viaje. Nos costaron 10$ cada una y en Nueva York las vendían por 40$!!

Seguimos por la Ruta 66 hasta Hackberry General Store. Una antigua gasolinera reconvertida en tienda de souvenirs. Allí fue donde encontramos los recuerdos más chulos y al mejor precio. Nos trajimos pines para la ropa, imanes, carteles…

Unos pocos kilómetros despues llegamos a Kingman. Uno de los pueblos más grandes e importantes de la Ruta 66. Aquí está el Arizona Route 66 Museum y el famoso Diner Mr D’z.

Costa Oeste EEUU - Kingman

Por último, nos desviamos hacia nuestra ultima parada del día: Oatman. Un pequeño pueblecito que quedó abandonado tras agotarse la mina de la que vivían. Al marcharse dejaron allí a los burros que utilizaban en las minas… Y estos y sus descendientes se apropiaron del pueblo. Es un sitio de lo más curioso, no solo por sus habitantes si no porque se mantienen casi todas las estructuras de la época, como el Saloon.

Costa Oeste EEUU - Oatman

A ultima hora de la tarde llegamos a Needles, donde habíamos reservado una noche intermedia para no hacer el viaje del tirón hasta Los Ángeles. Os ahorraré los detalles, pero ni os voy a mencionar el nombre del hotel, porque fue de lejos el peor de todo el viaje…

Llegada a Los Ángeles

A la mañana siguiente nos despertamos pronto porque queremos llegar lo antes posible a Los Ángeles para disfrutar de nuestra última tarde. La única parada del trayecto la hacemos en Barstow para almorzar en el Peggy Sue’s 50’s Diner. Otro Diner típico de la Ruta 66, muy chulo pero algo caro.

Peggy Sue's

Unas cuantas horas más tarde llegamos a Los Ángeles. Esta vez nos alojamos en un hotel con aparcamiento en Santa Mónica para no mover más el coche. Se llama Santa Mónica Sea View Hotel y solo se puede reservar a través de su página web oficial. Es económico y está muy bien situado, aunque el baño necesitaba una renovación urgente.

Pasamos nuestra última tarde disfrutando como enanos en la playa, jugando con las olas. Y cenando en el Pier de Santa Mónica para despedirnos del que ha sido hasta la fecha, el mejor viaje de nuestras vidas.

Os agradezco muchísimo a todos los que habéis leído este diario. Espero que os haya gustado, y que os haya transportado a cada uno de los lugares. Hasta el próximo 🙂

¡Buen viaje!

MAS DIARIOS DE VIAJE

Sin comentarios

    Escríbenos algo

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.