Menu
Austria / Organización viajes

Alpes Austríacos: Qué ver en una semana

Que ver en los Alpes Austríacos

En Agosto de 2021 tuvimos que cancelar por segundo año consecutivo nuestro viaje a Islandia. Eso nos llevó a buscar otro destino, teniendo bastante claro que queríamos naturaleza, lagos, montañas… Nos decantamos por conocer la zona de los Alpes de Austria. En este post os contamos qué ver en los Alpes Austríacos en una semana.

Quizá también te interese este viaje similar:
Dolomitas que ver en 6 días: Ruta y presupuesto

Vuelo a Viena

Si lo que queréis es conocer la zona de los Alpes Austríacos lo más recomendable es volar a Innsbruck o incluso Munich. En nuestro caso tuvimos que volar a Viena, porque a Innsbruck no había vuelos en nuestras fechas y si volábamos a Munich teníamos restricciones en la frontera para cruzar a Austria (cosas de la pandemia…).

Volar a Viena nos quitó bastante tiempo de nuestro viaje ya que tardamos unas 4 horas en llegar a la zona que queríamos visitar, así que si podéis os recomendamos escoger otro aeropuerto más cercano.

Día 1: Halstatt y Salzburgo

alpes austríacos

Tras aterrizar en Viena y recoger el coche de alquiler ponemos rumbo a nuestro primera parada: El conocidísimo pueblo de Halstatt. Llegamos después de la hora de comer, y aunque el tiempo no acompañaba nos pudimos hacer una idea de porqué la fama de este pueblo. Encajado entre un lago y una montaña, con el campanario de la iglesia destacando sobre las casas se dice que este pueblo es uno de los más bonitos del mundo.

Las mejores panorámicas para las fotos las encontraréis en la zona norte del pueblo, enfrente de los apartamentos Haus Cian.

Tras visitar el pueblo nos dirigimos a Salzburgo donde teníamos el alojamiento. Nos alojamos una noche en este Airbnb.

Día 2: Krimmlr y llegada a Innsbruck

Tras hacer noche en las afueras de Salzburgo, nos ponemos en marcha para adentrarnos aún más en los Alpes Austríacos. Nuestro objetivo del día era llegar a Innsbruck pasando por las cascadas Krimmlr.

Las cascadas Krimmlr son las más altas del país, y para mi un imprescindible de los Alpes Austríacos. Están divididas en tres alturas, que en total suman 380 metros. Hay que pagar una entrada de 5€ por persona que puede comprarse directamente el caseta del comienzo del sendero. También hay que pagar otros 5€ de aparcamiento.

Tras un fácil paseo de 10 minutos se llega a la base de las cascadas. Aquí imprescindible llevar ropa impermeable porque el agua cae con mucha fuerza. Hay un sendero que asciende para ver los saltos superiores de agua, aunque la cuesta arriba puede ser algo cansada os recomiendo subir al menos hasta el segundo salto porque es espectacular. Si tenéis suerte de verlas en un día soleado disfrutaréis de este precioso arcoíris.

alpes austríacos

Tras unas 2 horas disfrutando de las vistas y haciendo mil fotos, seguimos en ruta hasta Innsbruck. Innsbruck es la capital del estado de Tirol y el centro perfecto desde donde conocer los Alpes Austríacos. Nosotros la elegimos como base para hacer noche varios días y comenzar desde aquí las excursiones.

alpes austríacos

Nosotros nos quedamos 3 noches en este alojamiento a las afueras de Innsbruck., muy recomendable.

Día 3: Olpererhütte y Cascada Grawa

Tras nuestra primera noche en Innsbruck nos disponemos a realizar el trekking de Olpererhüte. Olpererhütte es un refugio de montaña ubicado en la zona de Zillertal a 2388 m de altitud. En lo alto hay un puente colgante con vistas al embalse de Schlegeisspeicher. que seguro habréis visto en redes sociales.

Aparcamos el coche junto al embalse y decidimos tomar el sendero 502 para subir al puente, es un sendero lineal y es el más corto de todos con sólo 3km pero 600 metros de desnivel.

Habíamos leído multitud de experiencias que cuentan que es un trekking sencillo y apto para toda la familia. Pues bien, a poco más de media hora de comenzar, 2 personas de nuestro grupo de 5 deciden darse la vuelta porque la subida resulta demasiado extenuante. Tras media hora más decidimos darnos la vuelta los 3 que quedábamos puesto que uno de nosotros sufre de asma y lo estaba pasando mal. Vimos mucha más gente darse la vuelta a la mitad de camino, sobre todo los que iban con peques.

Que no os engañe la corta longitud del sendero, 600 metros en 3 km es mucho desnivel. La subida es empinada y en terreno irregular (piedras, raíces…). Por supuesto que si estáis en buena forma física y no sufrís de problemas respiratorios no tendréis problemas.

Aun que no finalizáramos el recorrido y no llegáramos al puente, nos gustó mucho el tramo que recorrimos. Las vistas del embalse y las montañas que lo rodean quitan el aliento.

alpes austríacos

Cuando llegamos de nuevo abajo decidimos tomar algo y comer junto al embalse en la terraza del restaurante Helmut’s Fischerhütte. Muy recomendado.

Cómo no habíamos completado el trekking de Olpererhütte nos sobraba algo de tiempo asi que decidimos visitar la Cascada Grawa, a unos 45 minutos de Innsbruck.

Se aparca en un lateral de la carretera y ya desde ahí se puede observar la caída de agua. Cruzando la carretera hay un pequeño sendero muy sencillo de no más de 10 minutos que nos acercará a la base misma de la cascada.

Día 4: Trekking al Lago Seebensee

Teniamos bastante claro que queríamos ver algún lago Alpino de aguas cristalinas y nos decantamos por conocer el Lago Seebensee. Para llegar aquí hay que aparcar en Ehrwalder Alm, donde se puede tomar un teleférico para subir al nivel superior o caminar aproximadamente 1 hora por el sendero ascendente.

Una vez arriba comenzamos el trekking de 5km de ida /y otros 5km de vuelta) hacia el Lago Seebensee. El trekking es sencillo y muy bonito. Comienza en una pradera con vacas, cruza un bosque y acaba en el lago.

Una vez en el lago aprovechamos a descansar y a comernos el bocadillo junto con unas vacas, que como veis están muy preocupadas.

alpes austríacos

Día 5: Carretera panorámica Grossglockner y Glaciar Pasterze

Recogemos las maletas y nos ponemos en marcha para ver uno de los platos fuertes de este viaje. La carretera alpina panorámica Grossglockner y al final de esta, el Glaciar Pasterze.

Hoy cambiamos de alojamiento para hacer noche algo más cerca de Viena. Nos alojamos una noche en este airbnb. Sin duda el alojamiento favorito del viaje.

Esta carretera tiene un coste de 36€ por vehículo. Puede parecer algo caro pero no lo es si tenemos en cuenta lo bien que está el asfalto con el clima tan duro que hace aquí en invierno.

Pagamos el peaje y comenzamos la carretera con un día soleado y paisajes espectaculares. Nuestra primera parada la hacemos en la Cafetería Fuschertörl, donde desayunamos.

alpes austríacos

Después vamos parando en los miradores que nos van llamando la atención hasta que por fin llegamos al Glaciar Pasterze. Debido al cambio climático este glaciar ha perdido gran parte de su superficie, no siendo ahora demasiado impresionante de ver. Por el camino desde el aparcamiento hasta el mirador vimos unas cuantas simpáticas marmotas.

alpes austríacos

Seguimos hacia el sur hasta nuestra siguiente parada: El precioso pueblo de Heiligenblut. De todos los pueblitos pintorescos de Austria este fue mi favorito. Las mejores vistas se pueden encontrar desde el balcón del Museo/Punto de información llamado Haus der Steinböcke . Allí hay una cafetería con un telescopio gratuito (como nos sorprendió a un grupo de españoles que fuera gratuito) desde el que se puede observar el pico Grossglocker, la montaña más alta de Austria, con 3798m de altitud.

Continuamos hasta el próximo punto: Jungfernsprung. Una pequeña cascada que se ve desde la carretera. También puedes acercarte en un corto paseo de 5 minutos.

Finalmente decidimos llegar hasta el restaurante Gasthaus Gradenwirt donde comimos de maravilla en su terraza.

Día 6: Cueva de Hielo Eisriesenwelt y llegada a Viena

Nos ponemos en marcha temprano para ir a ver la cueva de hielo más grande del munto: Eisriesenwelt. Otro destino imperdible de los Alpes Austríacos. Esta cueva tiene 42 km de longitud de los cuales sólo es visitable 1 km aproximadamente.

Hay que llevar las entradas compradas con antelación a través de la web oficial, el precio es de 64€ por persona.

Para acceder a la cueva de hielo hay que caminar unos 20 minutos cuesta arriba y tomar un teleférico (incluido en el precio). Una vez arriba toca abrigarse bien ya que dentro de la cueva la temperatura ronda los 0º, incluso en verano. Se accede a la cueva a través de una puerta que es toda una experiencia cruzar. Al menos en verano, la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior de la cueva crea una fuerte corriente de aire al abrir la puerta. Tan fuerte que sientes que te adentras en una ventisca en la oscuridad, una sensación muy emocionante.

La visita tiene 75 min de duración se hace obligatoriamente con guía, en nuestro caso de habla inglesa. Tened en cuenta que dentro de la cueva hay que superar 134m de desnivel en escalones resbaladizos, por lo que desafortunadamente la visita no es apta para personas con problemas de movilidad.

Tras salir de la cueva ponemos rumbo a Viena, donde pasaremos la última noche. Por desgracia no os puedo poner el enlace al alojamiento, ya que ha cerrado.

Día 7: Viena y vuelo de vuelta

Aprovechamos nuestro último día para dar un paseo por Viena. La verdad es que hacía un día muy caluroso y no disfrutamos demasiado de la ciudad. Después de comer nos ponemos rumbo al aeropuerto a devolver el coche de alquiler y coger nuestro vuelo de vuelta a Madrid.

Esperamos que leer este post te haya animado a conocer los Alpes Austríacos. Recuerda seguirnos en nuestro instagram para no perderte nada.

¡Buen viaje!

4 Comentarios

  • Alvaro
    11/09/2022 at 16:00

    Hola!! Felicidades por el blog, es muy interesante y de mucha ayuda,
    ¿cómo veis hacer este viaje en invierno? lo pregunto sobre todo por el tema de la conducción con posibles nevada.
    Un saludo.

    Reply
    • diviajar
      12/09/2022 at 10:30

      Hola Álvaro, gracias por comentar. En cuanto a la conducción en invierno suelen alquilar los coches con ruedas de invierno por lo que no creo que tengáis problema. Ten en cuenta que no podrás realizar algunos trekking si hay mucha nieve o malas condiciones climatológicas, y ten también en cuenta que las cascadas llevan menos agua en invierno. Pero por otro lado podréis hacer otras actividades como el esquí. Yo no veo problema por hacerlo en invierno, pero si que personalmente haría menos coche y me centraría en una zona más concreta. Ya me contarás si lo hacéis. Un saludo!

      Reply
  • Tamara
    18/09/2022 at 12:48

    Hola,
    Volamos a Viena en los próximos días y estamos mirando alquilar un coche que para hacer un viaje parecido al vuestro.
    ¿Como hicisteis para alquilar coche? ¿Con que compañía lo hicisteis?¿tuvisteis algún problema?
    Muchas gracias por compartir vuestra experiencia.
    Muchas gracias por vuestro blog

    Reply
    • diviajar
      20/09/2022 at 09:15

      Hola Tamara, muchas gracias a ti por leernos. El coche lo reservamos con Sixt con la opción de seguro a todo riesgo sin franquicia a través de su web oficial. Reservamos un Opel Grandland porque éramos 5 personas. Nos salió bastante caro, algo más de 900€. No tuvimos ningún problema con el coche pero a la hora de recogerlo en el mostrador tardamos casi 2 horas cuando veíamos que en las otras compañías eran mucho más rápidas… Así que por nuestra experiencia no te recomendaría Sixt en el aeropuerto de Viena. Otras veces hemos reservado con Europcar, o a través del buscador Autoeurope y nos ha salido bastante mejor y más barato. Puedes contarnos por instagram que tal el viaje si finalmente lo hacéis. Un abrazo!

      Reply

Escríbenos algo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.